Estado de las instalaciones

Al saber qué instalaciones están abiertas, cerradas o afectadas por el virus, las empresas pueden minimizar las interrupciones y mantener operaciones viables. Las organizaciones pueden aprovechar aplicaciones y paneles para monitorear el estado y la capacidad de sus instalaciones. Esto les permite evitar riesgos innecesarios, optimizar los recursos disponibles y cumplir con las restricciones gubernamentales en torno a COVID-19.